¿Hacia Dónde Vamos?

La ciudad de Salem es la capital del estado de Oregon, y viven alrededor de 38,506 hispanos. La Iglesia Adventista Hispana de Salem es una congregación que tiene alrededor de 20 años de existencia. Los expertos en crecimiento de iglesia señalan que las iglesias tienen un ciclo vital. En general una iglesia nace, y con el tiempo, crece. Finalmente, llega a una meseta, la cuál es cuando la iglesia deja de crecer y permanece con el mismo número de miembro, o en el peor caso disminuye. El problema número uno es el conformismo. Esa era la preocupación del equipo pastoral. Pues para la llegada del senior pastor Gerizin de Peña la asistencia semanal era de 130 personas en una ciudad que posee 38,506 hispanos.   

A partir de esa realidad se comenzó a desarrollar un plan de oración con toda la hermandad para que Dios ilumine la nueva etapa que había de iniciarse, bajo el lema “danos tu sueño” queríamos que Dios proporcionara el sueño que Él tenía para Su iglesia en Salem. 

Dios comenzó hacer movimientos y rediseñar su iglesia, desde la transición:  

  • De un servicio tradicional a un servicio de adoración enfocado en levantar a Cristo;
  • De una escuela sabática saturada a una basada solo en el estudio de la lección;
  • De un servicio de miércoles donde asistían máximo 60 personas a reuniones en 10 casas por toda la ciudad dirigida por los ancianos, registrando una asistencia de 125 personas. 

Dios ha respaldado el equipo ministerial y una congregación que ha comenzado a recibir el sueño de Dios, desarrollando la visión de ser, una familia espiritual comprometida a tener: 

  • Conexión diaria con Dios;
  • Conexión unos con otros;
  • Conexión con la comunidad.

Finalmente, Dios ha hechos milagros en la congregación de Salem, y por su gracia del 2015-2017, Dios ha añadido 120 personas a través del bautismo y actualmente hay un promedio de 320 personas adorando a Dios cada sábado. ¿Hacia dónde va Salem? Se dirige a ser una iglesia simple, conectada a Dios, unos a otros y la comunidad. Esta realidad nos ha llevado a ver la necesidad de plantar una congregación que alcance el centro y el west de Salem, donde viven alrededor de 16,000 hispanos con una concentración de jóvenes adultos (segundo generación). 

Jorge Daniel Richarson, Iglesia Adventista Hispana de Salem pastor asociado 

April 27, 2018 / Acción
Share