Nace una luz en Montana

Por muchos años los líderes de la iglesia en Montana han tratado de alcanzar un sueño que parecía ilusivo. Ese sueño es el de establecer una iglesia adventista hispana en Montana. Montana, es quizás el único estado de nuestra unión donde aún no se ha logrado establecer presencia hispana adventista. Las razones son varias, pero la más importante, es que la cantidad minoritaria de hispanos que residen allí, están esparcidos por todo el estado. Sin embargo, por la gracia de Dios todo eso está cambiando.

El 10 de enero del 2015, llego una familia misionera a Montana. Inspirados y llenos del Espíritu Santo, Víctor Infante y su familia arribaron con el único deseo de ser usados por Dios en el establecimiento de la primera iglesia adventista hispana. En realidad esta iglesia es la primera y única de cualquier denominación para los hispanos en el estado. Por muchos años Víctor y Carmen me decían: “Pastor, ¿cómo es posible que no tengamos obra hispana en Montana? Nosotros estamos dispuestos a sacrificar nuestra comodidad para establecer obra allí.” Después de orar por Víctor y darle la bendición, él llego para establecerse en Billings, Mont., con su esposa Carmen y su hijo Carlos y empezaron a buscar a los hispanos. Comenzó la obra y en el mes de marzo pude visitarlos, pues él hermano Víctor me invitó a dar un seminario de familia para ayudar a la comunidad, donde se dieron cita varias familias hispanas, más de 40 personas asistieron al seminario que concluyo con una boda.

Un joven que asistió a este seminario matrimonial comento que se sentía muy feliz porque Víctor se acercó a él en Wal-Mart y lo invitó a estudiar la Biblia. “Nos sentíamos solos,” — dijo — “pero ahora tenemos una familia.” La obra que la familia Infante está realizando en Montana es pionera. Ellos van de casa en casa, como mandó Jesús, hablando con la gente, estudiando la Biblia y orando con ellos. Hoy día cada sábado más de 35 personas hispanas se reúnen para adorar a Dios en la iglesia americana de Billings. También se están teniendo cultos en hogares no-adventistas los miércoles y sábados a las 7:30 p.m. En esos cultos se reúnen de 15-20 personas en los hogares. Hasta ahora 7 almas han entregado su vida a Jesús. El lema es, “Oración y Acción.” Y todo es para honra y gloria de Dios.

La luz en Montana está naciendo, hay mucho por hacer, pero con la bendición de Dios, están habiendo resultados.

Pastor Ramon Canals, director asociado para escuela sabática y ministerios personales, Conferencia General, anteriormente VP ministerio Hispano Unión del Pacifico Norte

September 10, 2015 / Acción
Share