Milagroso Nacimiento de una Iglesia Juvenil en Hillsboro

Los planes comenzaron a finales del año 2009. El momento había llegado para que, "The Rock", una iglesia plantada por la iglesia Adventista Hispana de Hillsboro, se moviera a otro edificio. Algunos se preguntaban, ¿qué pasará con los muchachos que decidan quedarse y con la generación de muchachos que quedan atrás? Gracias a Dios que la Iglesia Adventista de Hillsboro y sus líderes siempre están dispuestos a hacer todo lo posible para alcanzar a los jóvenes. Fue por eso que al planificar el futuro de los jóvenes adolescentes, surgió la idea de comenzar un nuevo ministerio. Le llamamos "Fusion Youth Church". Encomendamos este nuevo ministerio a Dios. Oramos con atrevimiento, planeamos con fe, retamos e involucramos a los teens de nuestra iglesia y fuimos intencionales.

Una vez más Dios nos demostró lo que se puede hacer como un ejército de jóvenes consagrados. Un ejército de jóvenes esperando ser retados, equipados y mandados a ser misioneros para Jesús.

Que bendición y sorpresa fue para nosotros lanzar esta iglesia juvenil con aproximadamente 80 adolescentes, y cerca de 35 visitas. Los muchachos escucharon el evangelio. Dios bendijo. Los teens fueron testigos de lo que ellos pueden hacer cuando se ponen en las manos de Dios. Hasta este día se han bautizado aproximadamente 20 adolescentes y el promedio de asistencia se ha mantenido fuerte.

Quisiera compartir algunos principios bíblicos basados en los siguientes dos textos para motivarte a hacer algo por tu ministerio juvenil. Porque Dios está esperando por personas que oren oraciones que "detengan el sol." (Num. 14).

"Después de esto, derramaré mi Espíritu sobre todo el *género humano. Los hijos y las hijas de ustedes profetizarán, tendrán sueños los ancianos y visiones los jóvenes." Joel 2:28.

"Que nadie te menosprecie por ser joven. Al contrario, que los creyentes vean en ti un ejemplo a seguir en la manera de hablar, en la conducta, y en amor, fe y pureza." 1 Timoteo 4:12.

1. Joven conéctate con Dios. El te equipa, te da la fuerza y el valor para trabajar para El.

2. Confía y se obediente en las promesas de Dios. Los jóvenes son parte esencial de la predicación del Evangelio.

3. Vive como un discípulo radical para Jesús. Se ejemplo para los adultos.

4. Ora con atrevimiento por tu ministerio juvenil.

5. Encuentra la "visión" de Dios para el ministerio juvenil de tu iglesia y compártela con tu pastor.

6. Haz planes específicos para alcanzar esa visión.

7. Trabaja por esa visión sabiendo que Dios va a bendecir.

Espero escuchar más milagros en nuestra conferencia de jóvenes e iglesias que se atrevan a creer en un Dios grande.

September 01, 2010 / Perspective
Share