Compartir Amor Con la Salud

“Amado, yo deseo que tengas salud” (3 Juan 2).

El domingo 23 de julio de 2017 había llegado. La Iglesia Adventista de Nampa, Idaho, se había preparado por más de seis meses para montar la FERIA DE SALUD.

Me encuentro reunido con la directora de Salud de la iglesia y organizadora del evento, la doctora Yvonne Beteta de Santos. La apoyan para esta entrevista los esposos Rivas (José Luis y María), los esposos Recuenco (Víctor y Pilar), y uno de los ancianos de la iglesia, el hermano Salvador Aguirre.

Juan Francisco Altamirano (JFA): ¿Cuántas personas fueron atendidas en esta feria de salud?

Doctora Yvonne Beteta (YB): Aproximadamente 120 personas recibieron servicios médicos a partir de las 9 de la mañana hasta las 4 de la tarde.

JFA: ¿Qué clase de servicios médicos se ofrecieron?

YB: Exámenes de sangre para medir el colesterol, el nivel de azúcar, prueba de VIH y otras enfermedades infecciosas. También se midió la densidad ósea, hubo prueba de resistencia del corazón, mamografía, examen de la vista, consulta con el médico general, revisión dental, y también: masaje y corte de pelo. Además se les entregó literatura sobre los ocho remedios naturales y un ejemplar de el camino a Cristo, entre otros.

JFA: ¿Cuántos voluntarios se involucraron?

YB: 57 en total. 22 voluntarios de la comunidad proveedores de los servicios médicos junto a 35 miembros de iglesia. El 60 porcentaje de la iglesia fue movilizada para servir a la comunidad el día del evento, y el otro 40 porcentaje participó con donaciones, con su tiempo y dones y talentos.

JFA: ¿Qué tres beneficios deja a la Iglesia Adventista de Nampa haberse movilizado en este tipo de eventos?

YB: Dios ha llevado a su iglesia a otro nivel con las siguientes tres bendiciones derivadas de la FERIA DE SALUD: Primero: Renovamos nuestra UNIDAD. Segundo: Aumentamos nuestra COOPERACIÓN. Y tercero: Fortalecimos nuestra capacidad de ORGANIZACIÓN.

JFA: ¿Algún testimonio evangelizador?

YB: Cinco amigos de la comunidad estuvieron el sábado 22, el día anterior al evento. Aunque llegaron por error creyendo que era el día de la feria, cuando se les explicó que sería el día siguiente, fueron invitados a quedarse y decidieron participar del estudio de la Palabra de Dios.

JFA: ¿Y el momento milagroso?

YB: Cuando una familia de la iglesia se puso de pie y entregó los recursos para cubrir los gastos de la aseguranza médica de la feria.

¡A Dios sea la gloria!

El pastor Juan Francisco Altamirano, coordina la labor de las iglesias de habla hispana en la Asociación de Idaho

August 11, 2017 / Acción
Share