Inauguración de la Iglesia Hispana Madre de la Upper Columbia Conference: Granger, Wash.

En la década de los 80, Dios decidió que era necesario establecer una iglesia adventista del séptimo día en la ciudad de Granger, Wash. El Pastor José Arias fue elegido para dirigir esta linda obra junto a pocas familias que habían aceptado el llamado de Dios para proclamar su mensaje y amor eterno. El grupo recién formado de Granger comenzó rentando un edificio a una iglesia de hermanos pentecostales en el cual tenían los servicios de sábado y miércoles. Después la conferencia vio la necesidad de enviar un ministro para que liderara el grupo y entonces llegó el Pastor Collins.

Como la obra hispana creció de una manera radical en la zona, varios de los líderes formaron las iglesias de Yakima, Toppenish y Wapato, Wash., entre otras congregaciones, y así fue surgiendo varias iglesias plantadas. Por tal motivo, a la iglesia de Granger se la considera la madre de todas las iglesias plantadas de la obra hispana de la Upper Columbia Conference. 

En el año 1997 el Pastor Pedro Rascón volvió a reunir a hermanos para capacitarlos en la ciudad de Granger a través de grupos pequeños con la finalidad de plantar una iglesia. En el mes de octubre del mismo año el Pastor Eddie Allen realizó varias series de evangelismo con el objetivo de alcanzar a la comunidad hispana en dicha ciudad. Por cuatro meses cada jueves y martes varios líderes se comprometieron a visitar casa por casa en toda la ciudad llevando el mensaje de salvación a las familias.

En febrero de 1998 se estableció nuevamente un grupo en la ciudad dirigido por el Pastor Juan Merino. Más adelante con la llegada del Pastor Jeremías Miguel, se continuó la obra en conjunto con todas las familias involucradas con el lema “Salvemos el Hogar.” La iglesia de habla inglesa de Granger le ofreció al grupo en crecimiento el uso de su edificio, y comenzaron a reunirse allí en forma permanente.

Actualmente, el pastor Marco Larumbe asumió el desafío de seguir haciendo crecer la obra hispana en Granger. Desde su llegada en diciembre del 2013 se propuso a orar y ayunar junto con la iglesia para que la iglesia hispana de Granger pueda tener su propio edificio y hoy, 15 de abril del 2017, Dios ha contestado esta oración y nos está dando una nueva iglesia para seguir creciendo como obra hispana.

“… Al repasar las historia pasada puedo decir: Alabado sea Dios! Al ver lo que el Señor ha hecho, me lleno de admiración y de confianza en el liderazgo de Cristo. No tenemos nada que temer del futuro, a menos que nos olvidemos de la manera que el Señor nos ha conducido, y lo que nos ha enseñado en nuestra historia pasada” (Elena White, Notas Biográficas de Ellen G. White, pág. 216).

 Pastor Marco Antonio Larumbe desde el Distrito de Central Valley, Wash.

May 29, 2017 / Acción
Share