Dos en Una: Pastora y Pastor

Recientemente, la Conferencia de Oregon hizo un llamado al ministerio pastoral a un nuevo elemento. Si bien es cierto, que los pastores llegan y se van … en esta ocasión no se trata solamente de un nuevo pastor asignado a un distrito … Se trata del primer llamado a una mujer hispana al Ministerio en la Conferencia de Oregon.

Su nombre: Belinda Rodriguez Castrejón. Pero, ¿quién es ella? ¿Porqué de este llamado? Conozcámosla un poco más a fondo, a través de esta entrevista.

Tengo entendido que creciste en una familia de misioneros, por favor cuéntanos un poco acerca de la familia.

Así es … Antes que nada, pastor … agradezco el espacio concedido en esta entrevista … Vengo de un hogar cristiano, de 4ta generación Adventista, mi padre, el Dr. Benjamín Rodriguez, es un hombre que entregó su vida al ministerio de salud casi toda su vida. Soy la menor de 4 hijas, nací y crecí en el campo misionero.

¿Dónde naciste?, ¿En qué lugares viviste?

Nací en la Trinidad Estelí, Nicaragua, lugar donde mi padre trabajó como misionero. Además se desempeñó como director o médico cirujano de varios hospitales Adventistas en México y en África. Entre los lugares que recuerdo, Montemorelos, Guadalajara, Villahermosa, Sinaloa, Yuka y Mwami en Zambia, África, entre otros lugares.

¿Cuándo decidiste qué carrera ibas a estudiar?

Pienso que cuando estaba en África. El ver la manera como Dios nos guió y protegió en condiciones extremas, además de ver necesidad de la gente, y condiciones de vida … eso impresionó tanto mi mente que comenzó en mí el deseo de prepararme para servir a Dios, y si, el campo misionero cambio mi vida.

¿Por qué estudiar teología si tradicionalmente es una carrera para hombres?

Provengo de una familia donde ambos abuelos fueron fundadores, pioneros de la obra Adventista en México. Definitivamente su ejemplo y celo por las cosas de Dios impactaron mi corazón. Al escoger la carrera en Religión, sentía el llamado en mi corazón de trabajar para Dios, directa o indirectamente.

Para mi Teología sería una herramienta para hacer algo en la predicación, y más allá de soñar con ser empleada, ya que yo sabía que no existían oportunidades de trabajo para pastoras en Interamerica, si al estudiar Teología lograba que alguien o mi familia pudiera salvarse para mí eso era suficiente.

¿Tuviste algún desafío con alguien de tu familia o amigos, compañeros o maestros por ser una mujer estudiando teología?

Creo que más que desafío, era mantener firme la idea de porque estaba ahí … Si no lo tienes bien claro ¿por qué? tarde o temprano el programa para pastores te va aislando y se hace difícil … Mi familia inmediata y abuelo siempre me apoyó. ¿Compañeros?, algunos no estaban de acuerdo y lo externaban. ¿Los profesores?, pues si … creo que aunque recibían cada año a mujeres, en los 4 años que estudié nunca hicieron algo por definir el programa para nosotras … un ejemplo hay una clase llamada Prácticas Ministeriales … y a nosotras las estudiantes no sabían qué hacer con nosotras, no había un programa definido para las mujeres.

¿Qué pasaba por tu mente cuando pensabas en el futuro que vendría después de terminar la escuela?

Sinceramente, yo terminé la carrera sabiendo que no habría oportunidades para mí. Me había mentalizado que mi llamado al Señor sería trabajar para Él indirectamente. Me casé con un pastor y al lado de mi esposo, el pastor Samuel Castro, durante 19 años, hemos construido un ministerio sólido y he sido feliz a su lado, haciendo lo que puedo para apoyar a la iglesia. El trabajar en los diferentes ministerios de la iglesia, para mí ha sido una hermosa plataforma de servicio.

¿Cómo fue que decidiste casarte con un pastor?

La verdad, no fue algo que me haya propuesto, creo que Dios lo puso en mi camino en el momento y el tiempo necesario, pues si había un lugar donde me sentía muy incómoda, era el salón de clases … Los 2 primeros años en Teología fueron difíciles pero Samuel, mi esposo, siempre me dio un trato muy diferente y comprendía y apoyaba mi llamado. Tuvimos un noviazgo de dos años y nos casamos … éste 2016 cumplimos 19 años.

En tu opinión ¿cuál es la diferencia entre ser la esposa de un pastor y ser llamada al ministerio?

Le soy sincera … Estoy en el proceso de descubrirlo … pues aunque ser esposa de pastor es un llamado, la esposa de pastor debe saber afrontar circunstancias, sin embargo el apoyo dado es más directamente al esposo en áreas en las que ambos puedan desempeñar. El llamado al ministerio es un compromiso directo a la iglesia y a sus miembros y su misión. Hasta ahora he trabajado en algunas áreas porque mi esposo me lo pedía y porque siento que tengo la preparación, ahora estoy viviendo la diferencia, y desde ya comienzo a ver los cambios … el respaldo de la Conferencia, el respeto con los hermanos, la responsabilidad de pastorear en si como una profesión y vocación.

¿Cómo fue tu llamado al ministerio pastoral?

Fue muy bonito. Desde que recibí la invitación todo fue un proceso que fue claro y transparente donde la conferencia, usted como Director Hispano, las juntas y comités, que tuvieron que aprobarlo me dieron la seguridad de que esto no es el capricho de alguien … sino que fue directamente de Dios. Me siento honrada por esta distinción y deseosa de contribuir como mujer en el ministerio. Sé que habrá muchas inquietudes y preguntas … pero ahora nos daremos la oportunidad de descubrir que puede hacer en la práctica una mujer en el ministerio pastoral.

April 06, 2016 / Acción
Share