Llamados Para Servir

Los especialistas en el área comentan que hay diferentes factores que determinan nuestra conducta. Dentro de estos factores podemos encontrar por ejemplo la cultura. Por naturaleza los hispanos somos hospitalarios.

De acuerdo a Romanos 12, Dios desea transformarnos al nivel conductual y como producto de esta transformación Él nos llama como iglesia y en particular, como individuos para servir.

Este llamado al servicio podríamos dividirlos en 5 puntos específicos.

  1. Somos llamados a server con diligencia. Diligencia representa intencionalidad, es el salir de nuestra zona de comodidad y avanzar por fe en lo que Dios nos invita a seguir.
  2. Somos llamados a server con fervor. Fervor no solo es pasión por lo que haces, es hacerlo con eficacia.
  3. Somos llamados a servir con optimismo (Esperanza) aun cuando los resultados no son como los esperamos.
  4. Somos llamados a server con paciencia
  5. Somos llamados a servir con constancia

En respuesta al llamado de Dios a Servir, la Iglesia Adventista de McMinnville ha decidido avanzar en este proceso y ha trabajado en hacer realidad el sueño de tener un Centro Comunitario, con la intención de servir a Dios en base a las necesidades que presenta nuestra comunidad.

La Iglesia Adventista del Séptimo Día Hispana de McMinnville la cual es parte de la Conferencia de Oregon, tiene al igual que la Conferencia la visión de ministrar, entrenar y empoderar a los miembros de las iglesias hispanas, dentro de su contexto cultural, para que lleguen a ser ministros del evangelio en la comunidad hispana de Oregón y más allá. Y es acorde con esta visión, que la iglesia de McMinnville siente la responsabilidad de atender, a la manera de Jesús, las necesidades de la población hispana.

Y para atender esas múltiples necesidades se proyecta que la construcción y desarrollo del Centro Comunitario se convierta en un sitio de referencia de orientación y atención a este sector de la población. El plan abarca en su fase de construcción desde noviembre del 2014, hasta noviembre del 2015 brindar beneficio a un total de 8.614 personas de origen hispano lo que representa el 20,6% de la población total de McMinnville.

Entre los planes a seguir al ofrecer un lugar donde la población hispana pueda encontrar orientación y atención integral a sus múltiples desafíos y necesidades, oramos para que esto pueda brindar la oportunidad que sirva de cuña de entrada para entregar orientación a necesidades espirituales.

Es una realidad que entre los desafíos de la población de origen hispano están entre otros, dificultades con aspectos migratorios, serias limitaciones en la atención en salud, problemáticas en las relaciones familiares y dificultades de comunicación la cual en muchos casos es debido al desconocimiento del idioma inglés. Contemplando estas necesidades y ya que en la zona, no existe una instancia que brinde orientación o atención a este sector de la población. Esta construcción pretende ser una herramienta importante en la implementación del método de Jesús para alcanzar a las personas con su evangelio de salvación de amor: "El Salvador trataba con los hombres como quien deseaba hacerles bien. Les mostraba simpatía, atendía a sus necesidades y se ganaba su confianza. Entonces les decía: 'Seguidme' " (El ministerio de curación, p. 102).

La Iglesia de McMinnville ha destinado una porción de su predio para la construcción del mencionado Centro. Los cimientos del mismo ya han sido echados. El costo total del proyecto es de 145.000 dólares. Entre los  resultados que se desean de este Centro Comunitario es tener 50 voluntarios de las iglesias de McMinnville y Newberg participando activamente, esto ayudará a crear un despertar evangelístico. Y al mismo tiempo poder brindar atención primaria de la salud, atención psicológica y de consejería, orientación sobre aspectos legales, seminarios de enriquecimiento familiar, aprendizaje del idioma inglés, así como orientación en emprendimientos. Entre la población a atender están contemplados niños, adolescentes, adultos mayores y mujeres cabeza de familia, todos hispanos con gran necesidad.

El llamado de servicio está a la puerta, McMinnville desea cumplirlo.

Pr. Abraham Acosta-Newball, Iglesia Adventista de McMinnville

November 01, 2015 / Acción
Share