Los Hechos del Espíritu Santo

“Y el Señor añadía cada día a la iglesia los que debían de ser salvos.” (Hechos 2:47)

Uno de mis maestros del Seminario Teológico Adventista decía  que el libro Hechos de los Apóstoles debería llamarse los Hechos del Espíritu Santo, debido a la marcada intervención del Espíritu de Dios en la mayoría de los relatos. Hoy, en nuestros días, el Espíritu Santo sigue impresionándonos con sus intervenciones milagrosas, mientras cumplimos con la misión. Esto es lo que sucedió en el caso de Claudia, a quien Dios alcanzo en la ciudad de Bellevue, Washington.

El hermano Carlos había salido a hacer obra misionera acompañado por un joven estudiante misionero. Esa tarde había sido un poco frustrante, y ya sin muchas esperanzas, movidos por el Espíritu Santo, decidieron tocar la puerta del apartamento de la Sra. Claudia. Ella había sido invitada anteriormente a la iglesia por otros hermanos. Se acercaron, pensando que no aceptaría la invitación de estudiar la Biblia; sin embargo, la señora cortésmente acepto la invitación de ellos. ¡Que sorpresa!

Carlos, Julián y Andrés estuvieron estudiando semanalmente con la señora Claudia y su esposo Krasimir, quien se denominaba a sí mismo como ateo, de vez en cuando les acompañaba. Una tarde, el hermano Carlos me comento muy emocionado: “Pastor, la señora Claudia con la cual hemos estudiando la Biblia, me comunico que quiere ser bautizada. 'Amen;' le conteste al hermano. 'Usted está siendo testigo de la obra milagrosa del Espíritu Santo.' Entonces me conto como ellos anteriormente se habían desanimado y no querían ni tocar la puerta, pero el Espíritu de Dios les impresiono a hacerlo."

La Sra. Claudia estaba muy feliz de aceptar a Jesús como su Salvador personal. Su esposo, Krasimir, su compañero de muchos años, accedió a casarse para que su amada compañera pudiera bautizarse. El Espíritu de Dios continuo trabajando, y la noche antes del bautismo, él se presentó para darnos una sorpresa: había decido entregarse a Jesús junto a su esposa. Y dijimos: “¡Gloria a Dios!”

Estos milagros modernos nos dicen que Dios puede tocar y restaurar aun a aquellos que creemos imposibles de alcanzar. Actualmente, la hermana Claudia esta activa en la iglesia, donde sirve como diaconiza. ¡Gloria a Dios por los Hechos del Espíritu Santo en nuestros días! Dios está agregando día a día más almas para su reino.

“El plan de celebrar estudios bíblicos es una idea de origen celestial. Muchos son los hombres y mujeres que pueden dedicarse a este ramo del trabajo misionero. Pueden desarrollarse así obreros que serán poderosos para Dios” (OE 200.1).

El pastor Victor Rodriguez, es pastor del distrito hispano de Bellevue, Renton y Monroe en la Conferencia de Washington

August 12, 2015 / Acción
Share