ACCION De Bautista a Adventista

Cuando Dios dice, "mi palabra... no volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo quiero, y será prosperada en aquello para que la envié" (Isaías 55:11), nos está diciendo principalmente que su palabra tiene un propósito definido, tiene poder, y que es confiable.

Durante el mes de Mayo la Iglesia de Gresham llevó a cabo una campaña evangelística titulada "Eventos Finales" que fue conducida por el pastor local. Entre las visitas que nos acompañaron estuvo Alberto Ramos, quien asistió casi a todas las reuniones. Alberto conoce nuestra iglesia desde hace más de diez años, y ha asistido a varias campañas evangelísticas. Aceptaba de buena gana los temas que escuchaba, pero cuando se presentaba el Sábado como el verdadero día de reposo, él sencillamente no lo aceptaba. Decía que para el mundo cristiano el Domingo es el día de adoración. Sus años como miembro de la Iglesia Bautista, así como su estudio disciplinado y sincero lo habían convertido en un conocedor de las Escrituras, pero "el Sábado" era algo que él no podía aceptar. En la segunda noche de reunión tuvo la oportunidad de escuchar una vez más sobre el Sábado desde una perspectiva escatológica, y en contraste con la marca de la bestia. El título de esa presentación fue "El Sellamiento". Esa noche el Pastor Khalebb Ramírez hizo un llamado invitando a todas las visitas a aceptar la verdad bíblica del Sábado como el sello de Dios, y señal distintiva del verdadero pueblo de Dios. Alberto fue el primero en ponerse de pie, y pasar al frente. En los diez años que había estado asistiendo a las campañas evangelísticas de la Iglesia Adventista nunca se había puesto de pie al escuchar un llamado, porque no quería identificarse con la iglesia que guarda el Sábado, aunque estaba de acuerdo con casi todas nuestras doctrinas. El hermano Bernardo Ventura, quien es el que siempre lo ha invitado a las conferencias, dijo: "No lo puedo creer, él nunca se ha puesto de pie en un llamado, estoy muy sorprendido".

Esa semana Alberto regresó a su Iglesia (Bautista) y les comunicó que dejaba su puesto como tesorero de iglesia porque había encontrado la verdad y deseaba unirse a la Iglesia Adventista del Séptimo Día. Al concluir la campaña Alberto fue aceptado en la Iglesia de Gresham por profesión de fe. Desde ese día Alberto viene cada Sábado a su nueva iglesia acompañado de algún familiar o miembro de la Iglesia Bautista. Desde hace tiempo él se está reuniendo para estudiar la Biblia en casa de una familia que pertenece a la Iglesia Bautista; la semana pasada, Alberto nos dijo que en esas reuniones de estudio él ahora está compartiendo la verdad acerca del Sábado. Alabamos a Dios por su palabra y por el ministerio poderoso de su Santo Espíritu. El Señor dijo, "mi palabra ... no volverá a mí vacía..." y en la iglesia de Gresham lo hemos comprobado.

August 01, 2010 / Acción
Share