Accion JESÚS VINO Y ME SANO

La vida de María no había sido fácil. Como esposa y madre se habia esforzado por ser una esposa y madre fiel. Con abnegada dedicación y esfuerzo había criado a sus hijos, dándoles calor y cariño y enseñándoles los caminos del Señor. Todo parecía marchar bien en la familia pero no sería así por mucho tiempo. En un período de cinco meses perdió a su hermana en un terrible accidente. Después de esta dura prueba, su hermano también falleció despues de sufrir por muchos años de una rápida y penosa enfermedad que destruyó su cuerpo el año pasado. Varias semanas despues de regresar del funeral de su hermano, fue al médico para hacerse algunos exámenes. Fue entonces cuando recibió una sorpresa.

Maria cuenta, "Mi doctor me envió con una especialista, me hicieron otros exámenes para saber la causa del descenso tan grande de mis glóbulos blancos. La doctora especialista me hizo una cita para un examen de médula ósea el Jueves 22 de Mayo del 2008."

"Pasaron cuatro días en los cuales yo cada vez me sentía mas enferma. Ese fin de semana, se festejaba el día de Memorial Day pues fue precisamente ese día, el 26 de Mayo del 2008, que recibimos la llamada de la doctora especialista. Ella tenia los resultados de mis exámenes. Mi hijo mayor contestó la llamada y se le hizo saber que los resultados de mis exámenes era que yo tenia Leucemia. Me dijieron que debía internarme inmediatamente para someterme a un tratamiento agresivo y que todo estaba listo en el hospital."

"Ese mismo día de madrugada, sucedió el evento mas grande y hermoso que me a sucedido en mi vida. Tuve un sueño maravilloso. Yo me desperté con esta frase en mi mente, "JESÚS VINO Y ME SANO"."

Maria cuenta que de un momento a otro, se encontraba en la cama de un hospital diagnosticada con cáncer muy agresivo. Ella estaba confundida, triste y sin poder hablar una sola palabra. Como si todo el mundo se le hubiera venido encima. Su familia estaba desconsolada. Fue entonces cuando recordó el sueño y ella le dijo a sus hijos, "JESÚS VINO Y ME SANO". Los resultados de los últimos exámenes de medula ósea que le hicieron a María fueron libres de cáncer. Ella exclamó, "¡QUE LA GLORIA SEA PARA DIOS, ESTOY LIBRE DE CANCER¡" Asi como María, tu también puedes acudir a Jesús con tu enfermedad. Si en su infinita sabiduría Dios así lo desea El te sanará. Y si no, de todos modos sigue confiando en El pues El sabe que es lo mejor para ti.

September 01, 2009 / Perspective
Share