Acción El evangelio es como una 'enfermedad' que cuando se contagia no reconoce antibiótico

La iglesia de Vancouver, Washington es una iglesia especial. Hace apenas 4 años, se reunían menos de 20 personas en el culto del Sábado. Bajo el liderazgo del pastor Juan Francisco Altamirano, la iglesia de Vancouver ahora cuenta con una asistencia de más de 150 personas. ¿Cuál es su secreto? "las células" nos dice el pastor. Formada como una iglesia celular, la iglesia de Vancouver se reúne en las casas el Sábado de mañana. Por la dificultad de encontrar un lugar de reunión disponible, hacen el culto divino y escuela sabática en la tarde en el templo, pero usan las horas de la mañana para convertir 16 hogares en iglesias. Cuentan hasta el momento con 16 Células Evangelizadoras, y el pastor nos dice: "Las células no crecen, se multiplican". De la misma manera, el propósito principal de sus grupos pequeños no es que crezcan, sino que se multipliquen. En Febrero de este año, Dios trajo a la iglesia 18 nuevos miembros, através de una campaña de evangelismo familiar. Es interesante que hace 4 años, el total de la asistencia de un culto, se bautizó este año en una campaña. El pastor Altamirano pide oración para sus líderes de células ya que ellos son el motor que impulsa a la iglesia hacia el futuro que Dios tiene preparados para ellos. Para más información de lo que Dios está haciendo, contacte al pastor Altamirano directamente a su email: aplantar@gmail.com

July 01, 2009 / Perspective
Share

Roger Hernandez, pastor